Presentación del Programa Nacional de Cultura 2007-2012

martes, 11 de diciembre de 2007

 

El Presidente Calderón en la Presentación del Programa Nacional de Cultura 2007-2012
Lunes, 10 de Diciembre Discurso
Museo Nacional de Antropología, Ciudad de México.

Tomado de: La página de la presidencia de la república
http://www.presidencia.gob.mx/serviciosocial/

"A partir de la visión México 2030, el Plan Nacional de Desarrollo asumió como principio rector lograr el Desarrollo Humano Sustentable, que propone sí, alcanzar un crecimiento económico pero con una perspectiva integral, una perspectiva de beneficio para las personas, las familias y las comunidades, y que lo haga además sin poner en riesgo a las futuras generaciones, antes bien preservando precisamente nuestro pasado común hacia ese futuro".
La política cultural del Estado plantea los siguientes objetivos:
"Para lograr estos objetivos se plantean una serie de acciones, de las cuales destaco tres de gran relevancia:"
"Haremos un replanteamiento de la estrategia editorial del Estado, convencidos de que un pueblo que lee aprende a respetar al otro y a ver en la diversidad una fuente de riqueza cultural y que la lectura es fundamental para que México participe con éxito en la sociedad de la información y del conocimiento del Siglo XXI".
"Adicionalmente, a partir del Presupuesto Federal del 2008 se ha propuesto fijar un monto mínimo de apoyo por la cantidad de 15 millones para cada entidad federativa, independientemente de los recursos pertenecientes a otros fondos mixtos y regionales".
"Mi Gobierno trabajará al lado de las comunidades intelectual, artística y académica con el fin de impulsar, defender y divulgar la cultura en México, y la cultura de México en el mundo".

Muy buenas tardes, amigas y amigos.

Diputada María Elena de las Nieves Noriega, Secretaria de la Comisión de Cultura de la Cámara de Diputados.

Diputada Beatriz Pagés Llergo, Secretaria de la Comisión de Cultura de Cámara de Diputados.
Señoras y señores legisladores, señoras y señores embajadores, señoras y señores creadores y promotores de la cultura, amigas y amigos:

Es muy satisfactorio para mí el reunirme en este magnífico escenario, en este espléndido museo con todos ustedes, aquí donde se reúnen los testimonios más significativos de nuestra identidad, y hacerlo, además para conocer los grandes trazos de este Programa Nacional de Cultura 2007-2012.

A partir de la visión México 2030, el Plan Nacional de Desarrollo asumió como principio rector lograr el Desarrollo Humano Sustentable, que propone sí, alcanzar un crecimiento económico pero con una perspectiva integral, una perspectiva de beneficio para las personas, las familias y las comunidades, y que lo haga además sin poner en riesgo a las futuras generaciones, antes bien preservando precisamente nuestro pasado común hacia ese futuro.



La cultura es, en sí misma, un elemento primordial del Desarrollo Humano Sustentable, es una vertiente indispensable y consustancial del mismo.

Mi Gobierno la reconoce como un componente indispensable de la calidad de vida, un recurso imprescindible para el desarrollo de la Nación.

Como afirman los principios de la Conferencia de Estocolmo, sobre políticas culturales para el desarrollo, el acceso y la participación en la vida cultural son derechos inherentes de las personas y los gobiernos, y estamos obligados a crear las condiciones necesarias para el pleno goce de este derecho.

Pienso que la cultura es la suma de los mejores productos del espíritu y la suma de las mejores expresiones de una Nación.

Cómo preservarla entonces, cómo promoverla, cómo conocerla, cómo difundirla.

El Programa Nacional de Cultura 2007-2012 busca dar respuesta a estas preguntas.
Es a la vez y en consecuencia la expresión del compromiso de mi Gobierno para fortalecer la política cultural del Estado que plantea los siguientes objetivos:

Promover la igualdad en el acceso, el disfrute y las oportunidades de expresión de la cultura.
Ofrecer espacios, bienes y servicios culturales de calidad.
Favorecer las expresiones de la diversidad cultural como base de unión y convivencia social.
Ampliar la contribución de la cultura al desarrollo y el bienestar social e impulsar una acción cultural de participación y corresponsabilidad nacional.

Para lograr estos objetivos se plantean una serie de acciones, de las cuales destaco tres de gran relevancia:

Primero. Modernizar y rehabilitar la infraestructura cultural. En este aspecto destaca la apertura al público de diez nuevas zonas arqueológicas y el mejoramiento de las 163 ya abiertas al público, así como un Plan Integral de Rehabilitación de museos a cargo de la Federación, incluyendo la creación de un Sistema Nacional de Museos, con el fin de ofrecer servicios de mayor calidad y una oferta cultural más amplia que incluya la apertura de nueve.

También forma parte de este esfuerzo el Programa Nacional de Teatros con el fin de restaurar y revitalizar los cerca de 70 teatros históricos del país.

Segundo. Apoyar a la creación y a los creadores. Los intelectuales y los artistas mexicanos han dado al mundo obras universales y al mismo tiempo representativas de nuestra identidad nacional.

México está profundamente orgulloso de ellos, desde la indígena que maneja un telar o el forjador de un cazo de cobre en Santa Clara, hasta nuestros mayores escritores, músicos, pintores reconocidos dentro y fuera de nuestras fronteras y, desde luego, como jóvenes, estos jóvenes, estos niños músicos que interpretan algo tan complejo como es este compás en cinco tiempos de La Pirecua y además que lo hacen tan bien.

Por lo mismo, el apoyo a intelectuales y artistas tuvieron una importancia fundamental para seguir impulsando el desarrollo del país, por ello hemos revisado y actualizado los montos de las becas y de los estímulos que otorga el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes, así en el Sistema Nacional de Creadores de Arte, los creadores eméritos y los creadores artísticos recibieron un incremento de 25 por ciento, al tiempo que el apoyo a los escritores en lenguas indígenas fue equiparado al de quienes escriben en castellano.

Tercero. Promover la lectura. Estamos convencidos de la importancia de la lectura e impulsaremos decididamente el encuentro de los lectores con los libros, nos proponemos renovar los acervos de las seis mil salas de lectura del país y fortalecer a las bibliotecas públicas con colecciones que las actualicen y con actividades de fomento a la lectura en las siete mil 200 bibliotecas públicas de la red nacional.

Haremos un replanteamiento de la estrategia editorial del Estado, convencidos de que un pueblo que lee aprende a respetar al otro y a ver en la diversidad una fuente de riqueza cultural y que la lectura es fundamental para que México participe con éxito en la sociedad de la información y del conocimiento del Siglo XXI.

Además, con el fin de dar mayor voz y participación a las entidades federativas, hemos decidido fortalecer presupuestalmente a las instituciones de cultura de los tres órdenes de Gobierno.
Como parte de este esfuerzo, también me da gusto anunciar que hoy se formaliza la creación de la Conferencia Nacional de Cultura que se constituirá como un mecanismo de interlocución entre el Gobierno Federal y los de los estados, tendrá dentro de unas horas, entiendo, su primera sesión plenaria.

En el marco de esta conferencia, se establece el compromiso de lograr que las aportaciones de recursos públicos estatales y federales a los fondos mixtos se dupliquen en periodo de cinco años mediante un aumento gradual del 20 por ciento cada año.
Adicionalmente, a partir del Presupuesto Federal del 2008 se ha propuesto fijar un monto mínimo de apoyo por la cantidad de 15 millones para cada entidad federativa, independientemente de los recursos pertenecientes a otros fondos mixtos y regionales.
En el marco del Programa Nacional de Cultura 2007-2012, las actividades relacionadas con la celebración del Bicentenario del inicio de la Independencia y del Centenario de la Revolución tendrán una gran importancia.

Como parte de los festejos y entre muchas, muchas otras cosas, se atesorarán dos de nuestros recintos culturales emblemáticos, el Palacio de Bellas Artes y este gran Museo de Antropología.
La conmemoración de estas fechas debe ser motivo de fraternidad, de solidaridad, de identidad y de orgullo de lo que hemos construido, de lo que somos y, sobre todo, de lo que llegaremos a ser.
Como he dicho antes, la unión, la alegría, la esperanza en el porvenir debe ser el sello de los festejos del 2010.

Aparte a mí, en lo personal, me agrada mucho la presentación en estos ocho ejes estratégicos que acaba de mencionar el maestro Vela, que tienen que ver con, precisamente, algunas de las tareas más importantes que tiene el Estado:

· Uno. Lo que tenemos que invertir, inversión física, precisamente en la preservación de la cultura, por eso, de ahí el primer eje que tiene que ver con el patrimonio cultural, su preservación, su ampliación, su difusión.

· Dos. En la infraestructura cultural con el mantenimiento y ampliación de lo que tenemos, con los sistemas y redes de museos, con la puesta en marcha de nuevos, con la renovación de los teatros históricos con motivo del Centenario, con la rehabilitación, la apertura, mejora de la red de bibliotecas existentes, de todas las bibliotecas.

Otro aspecto medular también es lo que tiene que ver con la vocación, si me permiten la expresión, el apetito hacia la cultura.

Y en ello será clave, por una parte la formación, la formación cultural, la formación artística, la formación educativa hacia la cultura, con un mecanismo indispensable para verdaderamente preservarla.

Pienso que ninguna otra cosa puede más cuidar a la cultura nacional que despertar precisamente en los niños y jóvenes un interés y un aprecio desde temprana edad hacia la misma.

En ese mismo rubro, lo que yo llamaría la demanda por nuestra cultura, está la promoción cultural nacional e internacional, promover la cultura de los mexicanos entre los mexicanos, y también promover la cultura fuertemente en lo internacional, porque eso es, a final de cuentas, promover a México, cumplir con lo que nos hemos propuesto de tener más México en el mundo.

En el mismo sentido de promoción del aprecio, el interés por la cultura está, desde luego, el esparcimiento cultural y el fomento a la lectura, en esto tenemos mucho, mucho que hacer, y tenemos que acercar no sólo a los lectores a los libros, sino en general a las mexicanas y a los mexicanos al hecho de ser lectores.

· Y finalmente, un tercer rubro en estos ejes estratégicos que yo lo entiendo como el financiamiento de la cultura, de dónde hemos de sacar, cómo hemos de aplicar los recursos necesarios para la misma y, desde luego, están por una parte los recursos presupuestales del Gobierno Federal que han tenido un incremento, aunque no están contenidos explícitamente en algunos de estos ejes estratégicos.

Están también los mecanismos siempre complejos de los estímulos públicos a la creación y el mecenazgo.
Y en ese mismo rubro vería yo también el hecho de vincular en otro eje estratégico la cultura y el turismo, tenemos que generar ingreso, precisamente, a partir de la enorme riqueza cultural que tiene el país e ingreso, precisamente, para las comunidades que son quienes las más directamente están en sus manos el preservarlas.
Ingreso a través de su difusión, a través de la actividad turística, ingreso a través de la expansión del turismo mexicano, no sólo y no estoy seguro si fundamentalmente de sol y playa, sino, precisamente, turismo cultural acerca de lo que somos, acerca de lo que hemos hecho, acerca de nuestros colores, de nuestros sabores, de nuestra gente.

Y, también, en esta vertiente de ingreso, el octavo eje estratégico que son las industrias culturales: el cine, la red de exhibición, etcétera.

Celebro mucho también que en ocasión de esta presentación, del Programa de Cultura para el 2007-2012 se haga este anuncio de la adquisición de la biblioteca de José Luis Martínez, me parece que es un paso muy, muy importante, una de las bibliotecas más ricas, sino es la que más en testimonios en libros, en documentación histórica del país y de muchas otras vertientes y veamos si es posible, incluso, colocarla en Palacio Nacional.

Amigas y amigos:

El Desarrollo Humano Sustentable que buscamos implica, supone un desarrollo integral y en consecuencia un desarrollo social y cultural de las personas.

El Programa Nacional de Cultura refleja muchas de las coincidencias que existen en el sentido de que las manifestaciones la cultura no son sólo expresiones íntimas y naturales del ser de los pueblos, sino que su conservación y recreación las convierten en activos que contribuyen al desarrollo social y económico de la Nación.

Mi Gobierno trabajará al lado de las comunidades intelectual, artística y académica con el fin de impulsar, defender y divulgar la cultura en México, y la cultura de México en el mundo.

Lo hará respetando de manera absoluta la libertad artística y la libertad de expresión.

Soy, además, conciente, estoy plenamente convencido de que la diversidad cultural e ideológica de los creadores mexicanos es reflejo de la diversidad de un país que se nutre de muy diversas fuentes creativas y de pensamiento.

México tiene en su raíz y en su historia una sólida identidad que lo fortalece en un mundo que vive también un proceso y un fenómeno global.

Haremos de la cultura el espacio creativo y la reserva de valores que nos conviertan en un México con una sólida identidad propia en el Siglo XXI, un México ganador, sí, y con raíces fincadas en el esplendor de nuestro pasado y la mirada muy bien puesta en el futuro.
Muchísimas gracias y enhorabuena por este programa.




1 comentarios:

Anónimo dijo...

tengo hueva, y no quiero escrbir nada, aunque pienso que esta mal lo que dice calderon. zzzzzzzzzzzzzzzz