La Antropología Histórica Recién Parida En Latinoamérica.

martes, 18 de marzo de 2008

 

 

 

Apreciable Doctor Barros y queridos compañeros:


DSC03974Hace más de nueve años iniciamos dos compañeros el antropólogo René Cabrera Palomec y su servidor un  proyecto cuya tradición aún hoy es bastante incomprendida e incluso ninguneada.

 Prof. René Cabrera Palomec

Se trata de la licenciatura de Antropología Histórica en la Facultad de Antropología de la Universidad Veracruzana en México. La primera en América cuyos objetivos son los de impulsar proyectos sociales en favor de los estudios sobre políticas culturales y  patrimonio histórico, social, artístico y cultural.

Esta propuesta inició sus actividades en septiembre del año 2000 y a la fecha la unidad de la antropología con la historia sigue causando desde sorpresa hasta  las descalificaciones ya que se dice que se pierde especificidad, que no hay una metodología particular, que no existe una teoría de la misma, etc, etc. Se iniciaron los trabajos con todas las suspicacias del mundo, creyendo que esta no tiene antecedentes y que es una "etnohistoria disfrazada".


Al respecto debo decir que como coautor de la propuesta y divulgador y corresponsable de la misma. existe en la fundamentación tres  diferencias de sentido con relación a la etnohistoria que son:


1. Los usos de los tiempos históricos que no se limitan a los estudios sobre el pasado, o sobre pueblos "sin historia" o sobre un pasado documentado de los grupos étnicos de América, o grupos campesinos, subalternos e incluso una modernidad que se asoma con
apego o conflicto con las tradiciones de todo tipo. Así la antropología histórica comprende no sólo el pasado sino la historia inmediata, los procesos globales de comunicación y cultura contemporáneos y las formas de su reproducción y contradicción.


2. Los usos y concepciones de los espacios sociales en donde tienen asiento las poblaciones, la  economía, la política y las producciones culturales de complejidad inobjetable, a decir como lo señaló Braudel, la civilización.


3. La profunda vinculación histórica y social de la cultura como modo de producción y la historia como entidad epistémica, filosófica y simbólica que identifica, estudia y comprende los procesos genéticos y estructurales para decirnos "cómo es que las cosas, las palabras y la vida son lo que son y cómo han  llegado a ser".


La relación entre la etnografía, la historia cultural, la morfología y psicologías sociales, la geografía y la estética, tienen una base en la cultura material, una identidad en sus  cogniciones, una estructura  simbólica que los contiene y un armazón en la teoría social que dota de marcos explicativos a esta "gran red histórica y  cultural".

Su fuerte raigambre humanista toma como base los movimientos sociales latinoamericanos, las tradiciones  contrapuestas entre el eurocentrismo y las alternas mundiales.


Seis son los campos en los que actualmente trabaja esta antropología histórica desde nuestra universidad:

  1. cuerpo y sexualidad.
  2. identidades
  3. cultura material y  técnica
  4. espacio social
  5. memoria colectiva
  6. vida cotidiana.

Desde ahí se construye una serie de significaciones que van a definir cuales son las relaciones primarias y secundarias entre la antropología y la historia y si bien se enfocan a  proyectos sociales que impacten en la utilidad pública de la vida diaria de nuestro entorno, no nos desdecimos de su parentesco con la etnohistoria, la arequeología, así como de la antropología social y cultural.

 
Nuestra concepción sostiene que la Antropología Histórica es el estudio genético y estructural de la vida social en culturas diversas, considerando las tensiones económicas, políticas y culturales en tradiciones históricas enfrentadas, por la  colonización, por la modernidad, la globalización, y que sin embargo persisten, reproducen y renuevan sus horizontes de sentido histórico.


Toda esta gama de "redes" se estudian y se colocan en proyectos de investigación orientados desde las políticas culturales, los estudios sobre las industrias culturales y las formas de comunicación y discursividad que atraen al presente las herencias históricas y prefiguran de cierta manera las  "actualidades" e innovaciones en las producciones culturales que hemos denominado "patrimonio". Por ello el principal capital social se rige por este proyecto dedicado al estudio de los usos sociales del  patrimonio, los marcos legislativos, las economías de las corporaciones infiltradas en la cultura mundial y las contradicciones en las formaciones históricas regionales y locales de nuestro entorno nacional y  latinoamericano.


Espero que sigamos en comunicación para comprender y compartir nuestras experiencias en esta gran aventura de reunir la antropología y la historia, por el momento aprovecho para enviarles un cariñoso saludo a  todos los participantes de este foro.

Federico Colín Arámbula
Antropología histórica
Universidad Veracruzana

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Para mi que estos tipos son pendejos. Sus trayectorías así demuestran. En la antropología mexicana no son nadie, sus contemporaneos así lo señalan.

Cabrera ya deja tus pachequeras con Putin, perdon Colín, cansan con sus cuentos chinos y como profesores son pésimos. Dan gueva entiendanlo y nadie los quiere en la FAUV

D.B. dijo...

Querido anónimo:
Muy valiente no, ¿por qué no nos dices quien eres?. Lamento la pobreza de tu comentarío, para empezar tu chica concepción de creer que una persona es valiosa por sus reconocimientos. Y en cuanto a la antropología, tienes que ponerte a leer mucho y entrarle profundamente, no quedarte con una "antropología light", si es que llegas a eso. Te invito a un debate público, para que fundamentes tus palabras, tu dices cuando y donde. Atte: Diana Barrón, Antropología histórica.

Anónimo dijo...

No comparto el tono de los comentarios de quien antecede el comentario de Diana.
Lo cierto es que habra que revisar la historia de Cabrera y Colín, y a partir de ahi calificar, si es que esa es la cuestión, la labor de ambos.
Cuales han sido sus publicaciones?
Qué han hecho por la facultad?
Cuales han sidos sus aportaciones al quehacer antropológico?
Lamentablemente, Diana, en el reino de los ciegos, el tuerto es rey.
Juan Bicicleta

Sirena dijo...

Hola Juan Bicicleta!, oye, hoy después de mil años se me ocurrio checar de new el blog. Cuál de todos los juanes sos??? jaja. Por cierto, no respondió más nuestro querido anónimo, ya ni me acordaba, que gente!, en fin, saludines, y espero me aclares que onda.

mevalemadre dijo...

¿Todavía existe este par de anarco-charlatanes y vividores del presupuesto de la UV? ¿sigues con tus "nihilismos" pendejos, René?, pobre Facultad de Antropología, treinta y dos años son demasiados para soportar a semejante parejita de huevones y farsantes apantalla-pendejos (el renano "mayor" llegó en el 77 y el otro mamón en el 78). En el fondo, estos fulanos cumplieron una tarea muy concreta, golpear a los grupúsculos izquierdosos que también estaban enquistados en la Facultad. Fueron viles porros con tintes de locura y piratería... ¿académicos? jajajaja
¿Todavía regala claveles, el mariguanólogo de René? jajajajaj
Había que poner cara de imbéciles para soportar "la profundidad" foucaultiana, lacaniana y barthiana del pacheco que teníamos enfrente y su corte de aduladores, jajajajajaja

¡Y no proporciono mi nombre y generales porque no se me da la rechingada gana!