Línea de Investigación Cuerpo y Sexualidad

lunes, 1 de septiembre de 2008

 

 

En esta línea se aborda uno de los campos de interés de la antropología: la sexualidad humana.

“El cuerpo es el patrimonio primario de los individuos, es el depositario del patrimonio cultural y el principal instrumento para su ejecución o, literalmente, su encarnación” (UNESCO, 2003).

La vida es una experiencia corporal. Con el cuerpo sentimos, deseamos, actuamos, nos expresamos y creamos. A través del cuerpo y los sentidos aprehendemos la realidad.

Cuerpo: una unidad biosocial y cultural de la que nacen y propagan las significaciones que constituyen la base de la existencia individual y colectiva.

Esta unidad tiene un carácter histórico, por lo que podemos decir que cada sociedad ha tenido y tiene “su cuerpo”.

El cuerpo es moldeado por el contexto social y cultural al que pertenece; cada sociedad establece su propia reglamentación del mismo; cada grupo social tiene una forma de moverse, de hablar, de cubrirse, de expresar los sentimientos, de hacer el amor, de lucir.

Esta experiencia corporal no deja de estar ligada a esferas de dominación y poder.

“El cuerpo está inmerso en un campo político; las relaciones de poder operan sobre él,… lo cercan, lo marcan, lo doman, lo someten a suplicio, lo fuerzan a unos trabajos, lo obligan a unas ceremonias, exigen de él unos signos…” (Foucault, 1980).

Sexualidad: constructo social históricamente determinado, que reúne una multitud de distintas posibilidades biológicas y mentales –identidad genérica, diferencias corporales, capacidades reproductivas, necesidades, deseos, fantasías- que no necesariamente deben estar vinculadas, y que en otras culturas (y en otros momentos históricos) no lo han estado (Weeks, 1998).

Todos los grupos sociales generan costumbres y normas, prácticas y creencias que regulan el comportamiento y la expresión sexual de sus integrantes: cuándo tener relaciones sexuales, con quién tenerlas, qué tipo de relaciones, de qué manera, con qué objetivo.

Por ello, cuando hablamos de sexualidad estamos hablando de relaciones sociales permeadas, moldeadas y normadas por instituciones sociales y políticas, que alientan lo “natural” y sancionan lo diferente.

Cada sociedad define los roles y las actitudes que cada sexo y cada sector debe asumir. El impacto de las diferencias corporales es de una magnitud tal que lo sexual se convierte en uno de los fundamentos primordiales de clasificación y diferenciación social y cultural.

Ser mujer o ser hombre es un hecho sociocultural e histórico. Más allá de las características biológicas del sexo, existe el género: se trata de un complejo de determinaciones culturales que atraviesan todos los ámbitos de las actividades humanas desde las sociales hasta las económicas y las jurídico-políticas. Estas determinaciones establecen lo que en cada época, sociedad y cultura son los contenidos específicos de ser mujer o ser hombre, o ser cualquier otra categoría genérica. Los géneros son históricos, y en ese sentido son producto de la relación entre biología, sociedad y cultura, y por ser históricos devienen y presentan una enorme diversidad.

La Línea de investigación Cuerpo y sexualidad tiene una relación estrecha con las otras cinco que se ofrecen en la carrera. Todas las acciones que tejen la trama de la actividad humana implican la intervención del cuerpo. El cuerpo es el sustrato de nuestra identidad como individuos, como grupo y como sociedad; es el referente a partir del cual construimos nuestro espacio social y ordenamos la vida cotidiana; con él y para él utilizamos la técnica y la materia que nos permite reproducirnos.

La línea de investigación Cuerpo y sexualidad inició sus actividades en el período Febrero-agosto del 2004. En este espacio se han iniciado las siguientes investigaciones:

  • María Concepción Espinosa Chamorro investigó sobre el proceso de parto dentro de la concepto de la clínica moderna, parto horizontal como modelo dominante y la pérdida de control de las mujeres sobre su propio cuerpo contra el proceso de parto desde una propuesta tradicional y/o alternativa. Modernidad/ tradición. Esta investigación dio como resultado el trabajo: “Recuperando el gusto de lo fecundo. Ensayo sobre la pérdida de poder de la mujer en el embarazo y parto”.
  • Ana Velia Cruz Guzmán inició una investigación sobre el erotismo y los sentidos entre las jóvenes zapotecas yatis. La premisa de esta investigación es que la percepción sensorial es un acto no sólo físico, sino también cultural. Al poner la atención en la vista, el oído, el tacto, el gusto y el olfato se pueden establecer vías de transmisión de valores. El interés principal era el de conocer que valor social se le confiere a los sentidos en el proceso de cortejo y emparejamiento. Este trabajo se empezó a realizar en Ixtaltepec, Oax.

Se encuentran en proceso de culminación tres investigaciones relacionadas con educación sexual en jóvenes. Este tema fue seleccionado después de haber realizado varias discusiones sobre la situación actual en nuestro país en materia de embarazos entre adolescentes, enfermedades de transmisión sexual y la necesidad de analizar el conocimiento que un sector de la población tiene sobre sus propios cuerpos y sobre la representación social de la sexualidad.

  • Cristina Alvarado Ronquillo sistema de significación y valores relacionados con la virginidad en Progreso, Martínez de la Torre
  • Azminda Meybelli Román Nieto Educación sexual en jóvenes universitarios. Tuxtepec, Oax.
  • Lucía Elizabeth Vázquez Méndez Educación sexual en adolescentes de secundaria. Xalapa.

Actualmente se realizan tres investigaciones más:

  • Rodrigo Agustín Arenas Sánchez: concepción y representaciones sociales del cuerpo femenino.
  • Jorge Matus: cuerpo, enfermedad, tratamientos
  • Ana Alarcón: amor, enamoramiento, cortejo, emparejamiento.

0 comentarios: