Anulación de restricciones a viajes y remesas hacia Cuba, anuncia EU

martes, 14 de abril de 2009

 

 

Tomado de:

La Jornada en Internet, disponible en: http://www.jornada.unam.mx/2009/04/14/index.php?section=mundo&article=025n1mun. consultado el 14 de Abril 2009, 10:20.

Rompe Obama con la política impuesta por Washington desde los 90 contra la isla

Anulación de restricciones a viajes y remesas hacia Cuba, anuncia EU.

También serán más flexibles las telecomunicaciones con La Habana.

Se mantiene el bloqueo.

Los cambios se basan en “imperativos morales y estratégicos”, dice asesor de la Casa Blanca.

025n1mun-1

Robert Gibbs, jefe de Prensa de la Casa Blanca (a la izquierda), acompaña a Dan Restrepo, asesor para América Latina de Barack Obama, durante el anuncio de cambios en la política estadunidense hacia Cuba, ayer en WashingtonFoto Ap.

David Brooks, Corresponsal

Nueva York, 13 de abril. La Casa Blanca anunció hoy que anulará restricciones sobre viajes, envío de remesas y regalos a Cuba de familiares en Estados Unidos como también flexibilizar las telecomunicaciones con la isla en un giro que rompe con la política estadunidense implementada desde los años noventa y que podría prometer los cambios más significativos en la relación bilateral en más de medio siglo.

Los cambios cumplen con una promesa de Barack Obama durante su campaña presidencial para promover una apertura en la relación entre Washington y La Habana, aunque la Casa Blanca ha reiterado que no está contemplado el levantamiento del embargo contra la isla.

Tal como se esperaba antes de su viaje a la Cumbre de las Américas a finales de esta semana, el gobierno de Obama anunció las medidas anticipando que el tema de la relación con Cuba estaría en la agenda hemisférica. A la vez, responde a un creciente coro de políticos, empresarios y analistas que han promovido un giro de la política hacia Cuba en esta dirección, y también al debilitamiento político de las fuerzas anticastristas más conservadoras en Miami.

El presidente Obama está limitado en el alcance de cambios en la política estadunidense hacia Cuba, en particular en torno al embargo, ya que la llamada Ley Helms Burton ha codificado esa parte de la política en ley, y el Congreso tendría que actuar para enmendar o anular esa legislación. Por lo tanto, lo anunciado hoy se puede lograr por orden ejecutiva sin autorización del Poder Legislativo.

Empleando la justificación de que “no hay mejores embajadores de la libertad que los cubanoestadunidenses”, frase de campaña de Obama, la Casa Blanca reiteró hoy que estos cambios tienen el objetivo de beneficiar al pueblo cubano, y no a sus dirigentes políticos.

Según el documento que detalla las medidas emitido por la Casa Blanca, los cambios anulan toda limitación o restricción en el número o duración de viajes a la isla de familiares (ahora están limitados a uno por año) y del envío de fondos desde Estados Unidos a familiares en Cuba (sin límite en monto o frecuencia de envío de remesas), y una ampliación de los artículos que se pueden enviar bajo el rubro de ayuda humanitaria con la condición de que los beneficiados no sean integrantes del gobierno de Cuba o altos funcionarios del Partido Comunista.

Por primera vez permite que empresas estadunidenses de telecomunicaciones puedan concretar acuerdos para equipos de comunicación de fibra óptica y vínculos vía satélite entre ambos países, acuerdos sobre roaming para teléfonos celulares, permitir licencias de radio y televisión satelital, autorizar que residentes estadunidenses paguen por algunos de estos servicios en la isla, así como la exportación de instrumentos de comunicación donados como teléfonos celulares, computadoras y receptores de satélite.

Las acciones de algunas de las empresas estadunidenses que podrían beneficiarse con estas nuevas medidas se elevaron en la bolsa de valores con la noticia, reportó Reuters.

Los cambios en la política estadunidense, según la Casa Blanca, son para “tender la mano al pueblo cubano en apoyo a su deseo de determinar libremente el futuro de su país”, y por lo tanto su objetivo es “incrementar el flujo de información y recursos humanitarios directamente al pueblo cubano”.

Este cambio “funciona al nivel humanitario, que el gobierno de Estados Unidos ya no está interfiriendo con las relaciones entre familias, pero también funciona al nivel estratégico para abrir espacio en la isla para promover el tipo de democracia desde las bases que todos desean ver como parte del futuro de Cuba”, afirmó un alto funcionario del gobierno de Obama, según el Miami Herald de hoy.

Denis McDonough, subasesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, afirmó esta noche que los cambios están basados en “el interés nacional de Estados Unidos”, así como en “imperativos morales y estratégicos”. En una teleconferencia de prensa dijo que la Casa Blanca continúa trabajando con el Congreso, donde algunos “prefieren que se haga más, algunos menos” en torno a los cambios de política hacia la isla. Indicó que se estará evaluando “qué tipo de reacciones catalizarán” esta “serie consecuente de cambios de política” presentados hoy.

McDonough subrayó en particular que un objetivo de la Casa Blanca es reducir el costo del envío de remesas para todo el hemisferio, incluyendo ahora a Cuba, y por lo tanto se solicita que el gobierno cubano haga lo necesario para reducir sus cobros sobre la entrega de remesas.

Algunos políticos, empresarios y analistas que han promovido un cambio en la política aplaudieron el anuncio pero expresan que se podría hacer más, como eliminar toda prohibición de viajes a Cuba para los estadunidenses, no sólo familiares, como también una mayor apertura comercial. Integrantes del Caucus Negro del Congreso visitaron Cuba la semana pasada y se comprometieron a presionar por un mayor cambio, mientras que figuras políticas de ambos partidos han expresado su deseo de un giro hacia la normalización de la relación, incluyendo el influyente senador republicano Richard Lugar, entre otros

Human Rights Watch también elogió los cambios, pero instó por anular toda prohibición de viajes, como también mayor presión internacional sobre las condiciones de derechos humanos en la isla.

Reacciones negativas

No sorprendió la reacción negativa de algunos de los políticos cubanoestadunidenses más aferrados a las políticas de los últimos 50 años. Hoy los representantes cubanoestadunidenses y hermanos Lincoln y Mario Diaz Balart denunciaron los cambios y declararon que Obama ha “cometido un serio error al incrementar de manera unilateral los dólares de viajes y remesas cubanoestadunidenses para la dictadura cubana”.

Sin embargo, reflejando las crecientes discrepancias ante lo que antes era un sólido consenso de la comunidad cubanoestadunidense, algunas organizaciones de Miami y sus representantes han dado la bienvenida a los cambios en la política, incluyendo el senador Mel Martínez, quien declaró que el anuncio “es buena noticia para las familias cubanas separadas por la falta de libertad en Cuba”. A la vez, instó por algunos límites y para que el gobierno cubano reduzca los cargos que cobra sobre las remesas, como permitir viajes de familias cubanas al exterior para visitar familiares.

La Casa Blanca ordenará que los departamentos de Estado, Comercio y Tesoro redacten las nuevas regulaciones para implementar los cambios anunciados hoy, aunque aún no se ha fijado fecha precisa para que esta nueva política tome efecto.

0 comentarios: