Qué se desea apoyar: el bolsillo de las personas o la industria automotriz?

jueves, 30 de julio de 2009

 

El pasado 16 de julio, nuestro tan acomedido presidente Felipe Calderón Hinojosa; anunció la puesta en marcha de un programa a nivel nacional para la adquisición de vehículos nuevos a fin de revertir la caída de la industria automotriz y promover el mercado interno.
Dentro de este programa se contempla la entrega de 15 mil pesos a cada uno de los interesados en cambiar su auto con 10 años de antigüedad o más. Con lo que se podrá dar el enganche de un nuevo vehículo con un valor que no sea superior a los 160 mil pesos.

carros-160709 Calderón dijo que se dedicarán 500 millones de pesos a este programa. Con este monto y si se hace un uso eficiente de los recursos, alcanzaría para financiar 33 mil 334 automotores nuevos. Con la posibilidad de que el recurso logre ampliarse hasta alcanzar los mil millones de pesos.

Calderón explicó que los propietarios de vehículos chatarra podrán llevar sus unidades a depósitos para reciclaje o para ser destruidos, a partir de lo cual en las oficinas de tránsito del estado, se les entregará un cheque por la cantidad de 15 mil pesos. Los vehículos chatarra serán destruidos inmediatamente en una de las 7 fundidoras que se encuentran a todo lo largo de nuestro país pero: 

¿Que utilidad tendrá todo el acero que se obtenga de los coches destruidos? ¿se aplicara en la elaboración de materiales empleados en: la construcción de puentes, señalamientos viales, muros de contención en carreteras, postes de alumbrado público?

1238983 Si es que dentro de este mundo maravilloso, donde todos somos Pérez, el acero proveniente de los automóviles destruidos, verdaderamente sea empleado en lo anterior: ¿ese acero será utilizado como si se comprara nuevo, destinado recursos del erario público para su adquisición  o se usara como si fuera parte de una donación?

Volviendo a lo referente a los vehículos, El valor máximo de los carros será de 214 mil pesos. La unidad deberá haber sido ensamblada en México o importada por alguna de las siete firmas que cuentan con plantas en suelo mexicano.

Si nos ponemos pensar un poco, si cambió mi automóvil viejo por uno nuevo (tal y como diría en el programa de Sábado Gigante, un auto, nuevecito y de paquete), implicaría que pronto las calles se llenarían de vehículos recientes, entonces habrá menos persona que se encuentre exenta del pago de impuesto de tenencia vehicular, verificaciones vehiculares, mantenimiento (refacciones, llantas, gasolineras, tiendas de accesorios como autozone) lo que significa que la Secretaría de Hacienda, incrementara sus recaudaciones fiscales. Convirtiéndose en una pesada loza que endeudara por un promedio de 3.5 a 4.5 años, aquellas personas que aprovechen el gran apoyo del gobierno federal.

mundoSe entiende que la industria automotriz se encuentra en crisis en una escala global, y que nuestro mandatario quiera ser solidario con ella y evitar que muchas familias engrosen las estadísticas de desempleo y pobreza, pero a costa del endeudamiento a mediano o incluso a largo plazo de los mexicanos, será que ven la necesidad de recuperar a como de lugar todo el dinero que se gasto dentro de las campañas.

Es resultado o los posibles resultados de esta acción, es algo que debemos de meditar con mucha calma…

0 comentarios: