Programa de financiamiento a la educación superior

miércoles, 11 de enero de 2012

 

Tomado de: El Economista: “Programa de financiamiento a la educación superior”, consultado el 9 de enero 2012, 11:30 am. dirección web

 http://eleconomista.com.mx/sociedad/2012/01/09/cobertura-crediticia-495-mdp-educacion-superior-fch

Programa de financiamiento a la educación superior

El presidente Felipe Calderón presentó el Programa Nacional de Financiamiento a la Educación Superior, con el cual se prevé financiar este año los estudios profesionales y de posgrado para casi 23,000 jóvenes de todo el país.

imagesCADVB22E

El jefe del Ejecutivo insistió que al abrir las puertas de la educación superior de calidad es fundamenta para que México pueda convertirse en una nación desarrollada, además de que al dar a más jóvenes la oportunidad de estudiar una carrera universitaria es propicio para una sociedad más solidaria.

images

Con un esquema muy accesible, indicó, este programa sólo requiere que el interesado sea aceptado en la universidad.

El programa de financiación cuenta con 215,000 pesos de cobertura crediticia a nivel licenciatura, señaló, mientras que a nivel posgrado la línea de crédito es de 280,000 pesos y hasta 15 años para realizar el pago con tasas fijas del 10 por cierto.

Santander, HSBC, Afirme, Banorte, Bancomer, entre otras instituciones bancarias, así como 20 universidades del país están integradas a este programa de impulso a la educación para el cual, insistió Calderón Hinojosa, no se piden garantías hipotecarias para obtener las líneas de crédito y es complementario a las becas que otorguen las propias instituciones.

bancos

El mandatario agregó que se realizó una ronda de prueba a manera de fase piloto para verificar la eficacia de dicho programa.

Es lamentable que nuestro presidente, crea que con la implementación de este tipo de políticas educativas el país alcanzara un avance y estemos más cerca del desarrollo económico.

untitledCon la implementación de este tipo de “créditos a la educación”, sólo se beneficia a la educación privada. NO estoy en contra de la misma, pero acaso no sería mejor reformar la educación en nuestro país con la implementación de verdaderas políticas que busquen un bien común y no de “ciertos grupos” (por que a final de cuentas, el fin principal de las políticas son la de crear situaciones que permitan una adecuada interacción o regulación de ciertos bienes y estadios que permitan el bienestar general para todos los integrantes de la sociedad). Por ejemplo, en lugar de haber gastado los 1035 millones de pesos en la estela de luz, se hubiese inyectado ese capital al presupuesto de este año en el ramo educativo. Claro es más fácil dejar que la sociedad pague por su propia educación -limitando esta sólo a aquellos  que cuenten con los recursos económicos para solventarla y el resto se convierta en mano de obra-, que pretender generar las condiciones adecuadas, para que los estudiantes obtengan una educación de calidad.

Si llegara a implementarse este crédito, se convertirá en una loza más pesada que la del mítico personaje de la independencia “el Pípila” . Ya que en nuestro país, elpipila estudiar una carrera universitaria no es garantía de conseguir un trabajo seguro y bien remunerado al momento de culminar esta etapa de formación. Pues en la actualidad las empresas, consorcios prefieren contratar gente sin preparación (ya que son maleables, no tiene vicios de conocimiento) a “universitarios o personas que cuenten con postgrado”. Los entrevistadores y reclutadores dice: esta sobre calificado y buscamos personas con “un perfil más bajo” y “sin experiencia” (pues estos son más fáciles de manejar, condicionar y no se quejan y “exigen sus derechos”).

Con esta iniciativa, México no mejorará su calidad educativaimagesCAVQW4WRa ni mucho menos lograra fortalecerla, sólo se pone en evidencia los más de 10 años de rezago que se tienen en materia educativa, debido a los cacicazgos y tradiciones políticas dentro de la educación. Si no se elimina esta tradición política, nunca se lograran establecer políticas educativas incluyentes; y continuaremos fortaleciendo y beneficiando al sector privado.

Debo enfatizar que no estoy en contra de la educación privada, con lo que no estoy de acuerdo es que para el ejecutivo sea más fácil implementar políticas de autoservicio, donde; no exista una verdadera equidad en  la capacidad de acceder al sector educativo.

Es una falacia decir que con mayores estudiantes egresados de la educación superior privada, la economía y la competitividad del país se desarrollarán más.  La Ley General de Educación dice que: el presupuesto asignado a la educación debe ser del ocho por ciento anual del Producto Interno Bruto (PIB), sin embargo, “el Estado mexicano no llega ni siquiera al cinco por ciento del PIB, por lo cual lo que se requiere es hacer cumplir la ley y asegurar el acceso a la educación en cualquier nivel”.

Dentro de algunos años tendrá mayor prestigio egresar de una escuela particular que de La UNAM, La UAM, El TEC, sólo por mencionar algunas.

calidad

 

0 comentarios: